LA CAMPANA

José / Joaquín / León

La Semana Santa cerrada

HASTA el presidente del Consejo, Manuel Román, y los más acérrimos defensores de la incorporación del Carmen Doloroso y el Polígono de San Pablo consideran que será muy difícil ampliar la nómina de la Semana Santa. Parece que con estas dos cofradías se ha agotado el cupo, aunque la verdad es que todavía se podría colocar alguna más si se aplican los criterios de la última vez, que ya no valen.

Quedaría sitio, con manga ancha, para alguna cofradía más en las tardes del Viernes y el Sábado Santo. Más difícil sería el Jueves Santo, porque cualquier retraso amenazaría a la Madrugada. El problema es que las nuevas cofradías periféricas no estarían dispuestas a tener la cruz de guía en la Campana a las cinco de la tarde de un Viernes Santo. Supondría un gran desgaste físico para sus nazarenos y costaleros, además de un problema de tráfico que obligaría a contar con más efectivos policiales después de una larga Madrugada.

La Semana Santa parece que se ha completado con las cofradías que hay actualmente. Pero esto no significa que ya esté cerrada para siempre. También lo parecía antes de incorporarse la Sed, y por supuesto nadie se imaginaba que entraría el Cerro del Águila hasta que se planteó en serio, con un horario e itinerario que hasta entonces era inimaginable. Yo nunca diría hasta aquí hemos llegado, teniendo en cuenta la capacidad de inventiva y lo que algunos están dispuestos a hacer con tal de llegar hasta la Campana. Lo novedoso es que aquellos que defendían los derechos de las cofradías lejanas para llegar con sus pasos a la Catedral, la casa de todos, desde donde fuera, han descubierto que también pueden salir por sus barrios, como saben en Torreblanca, pongamos por caso.

Como telón de fondo tenemos que ninguna cofradía histórica estaría dispuesta a cambiarse de día y que las nuevas aspiran a salir el Lunes, Martes o Miércoles Santo, los días laborables, que es el turno asignado a las lejanías. Así, en las condiciones actuales, lo más sensato es que las cofradías que no han entrado en el paraíso de la nómina hagan méritos las vísperas en sus barrios.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios