La ventana

Luis Carlos Peris

En la Semana Santa no procede el talibanismo

SÓLO faltaba que en la Semana Santa arribase el cainismo del fútbol y que los pasos por la plaza fuesen una especie de derbi sacro en el que tanto alegra el acierto propio que los defectos del prójimo. Ha tenido una repercusión grande las palabras de Manolo Garrido a Carlos Navarro sobre la improcedencia de esos piropos a una cierta imagen con descalificación tácita para el resto. Los internautas han inundado la red de opiniones y no todas con la corrección debida. En muchas de ellas hay una sobredosis de odio a lo ajeno nada en consonancia con el espíritu que debe imperar en nuestra gran fiesta, la mayor de todas cuantas celebramos, sin duda alguna. Debería irse a la mesura y a la buena educación, cada uno en su casa y la Virgen, sea cual sea su advocación, en la de todos. Rodríguez Buzón pregonó a su devoción más querida, José María Rubio a la suya, todo desde el respeto y sin una gota de talibanismo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios