Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Sevilla-Barça, de clásico a clave

El partido de esta noche en Nervión deberá ser punto de partida para los dos de cara a los objetivos mutuos

PARTIDAZO habemus en el coliseo de Dato y, para más sabor del guiso, con el no hay billetes colgado de sus ventanucos. Sevilla-Barcelona, casi nada, un partido que encierra el secreto de que se volviese a hablar de cosas que ahora se ven lejanas. Un triunfo del Sevilla tendría la virtud de desempolvar aspiraciones que se aparcaron por una errática trayectoria como visitante. Errática y prolongada, pero lo del domingo en Huelva debió ser kilómetro cero para ir a la conquista de unos objetivos que nunca debieron aparcarse. Y ahí estamos cuando llega el Barça, otro que recobró las ganas de vivir con el gol de Xavi a Osasuna.

Siempre fue un clásico de la Liga cualquier Sevilla-Barça, pero en esta ocasión cobra un plus añadido porque ambos han visto la posibilidad fundada de ir al reencuentro de sus auténticos objetivos. El Sevilla, que se ha metido en una dinámica de gozo y de presupuesto altísimo, se ha querido curar en salud alistándose a la Intertoto, esa especie de gatera por la que entrar en Europa para luego dejar de ser un intruso y convertirse en uno más. La Intertoto de clavo ardiendo por si se escapasen los demás clavos, pero un triunfo esta noche sobre la orquesta azulgrana sería fundamental para repetir las conquistas tan frecuentes de los últimos cursos según el Sevilla.

Tiene además un punto de venganza la cita de hoy, ya que se halla muy reciente la eliminación copera ante este Barça, ante un equipo que pasó por encima del Sevilla sin necesidad de derrotar al equipo sevillista. A seis puntos del liderato los catalanes y a dos de Europa los de Jiménez, el partido de esta noche aparece plagado de connotaciones atractivas y con el aditamento de cierto sabor a vendetta. No le falta un solo perejil al guiso; es un pulso de pronóstico incierto, nada que ver con la condición de favorito que esgrimía el Barça hasta hace un par de años, o tres. De siempre fue un clásico de la Liga, pero hoy no es sólo eso sino un partido clave para lo mejor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios