Desde mi córner

Luis Carlos Peris / Lcperis@grupojoly.com

El Sevilla cayó como lo que es

Los de Nervión hicieron algo grande, que el Camp Nou enmudeciese de miedo y que pidiese la hora después

CAYÓ el Sevilla como lo que es, un grande. Haciendo que el Camp Nou enmudeciese primero y se desgañitase después pidiendo la hora, el Sevilla se quedó sin poder renovar uno de sus títulos con toda dignidad y acordándose de la madre que parió al que colocó la Copa de África en plena cuesta de enero. Hizo el Sevilla una primera parte espléndida y si no derivó a modélica fue porque el equipo anda bajo mínimos arriba, está falto de chispa en ataque, la chispa que aporta Kanouteý y Luis Fabiano cuando Luis Fabiano no está tan en precario físicamente como parecía estar anoche en el Camp Nou.

Es el único pero que se le puede poner al Sevilla, a este Sevilla que es capaz de meterle al Barcelona las cabras en el corral aun jugando en rodeo propio. Tiene una barbaridad de mérito que la grada del gran coliseo de la Riera Blanca enmudezca primero y se le salten las venas del cuello después, justo cuando teme que un gol del Sevilla sea ya imposible de contrarrestar. A mí gustó cómo Jiménez dibujó el partido en la pizarra y eso que no contaría con la poca salida en ataque del Barça, de este Barça que no se parece al anterior en nada. Quizá si Jiménez piensa que el Barça iba a ir de conservador, hubiese tocado a zafarrancho de combate con más argumentos.

Claro que los argumentos son los que son, madre no hay más que una y la Copa de África ha ido interponerse en el camino del Sevilla en el momento más inoportuno. Con sus africanos, sobre todo los malíes, el Sevilla estaría seguramente ahora listo para meterse en los cuartos de final. Seguro que el Sevilla hubiese defendido su título durante más tiempo y aunque el Barça también puede quejarse por lo de Eto'o, la verdad es que el Sevilla ha sido superior a los azulgrana en esta confrontación. A un gol se quedó de seguir con opciones de defender su entorchado, pero ya que cayó, a ver quién le quita el orgullo de que cayó como lo que es, como un grande.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios