Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

¿Qué Sevilla comparecerá en Riazor?

La inyección anímica recibida por el Dépor en San Mamés, un plus de dificultad indiscutible

Aunque se librará el pleito en territorio amigo, en ese Riazor tan receptivo a la cosa sevillista, las perentorias necesidades del anfitrión pueden jugar muy en contra de la tropa de Vincenzo Montella, ese entrenador con dos caras, la buenísima en torneos del K.O. como pésima en el todos contra todos. Y allí, con un ojo en lo del sábado en el Manzanares, acude el Sevilla a sabiendas de que su ubicación en la tabla corre peligro.

No se sabe qué Sevilla nos aguarda, pues ya el pasado sábado abundó en esa idea de la irregularidad más incomprensible. El pleito con un rival tan directo como el Villarreal discurrió de lo ridículo a lo sublime en un visto y no visto. Más de una hora a remolque para rematar con una reacción que bien pudo llevarle a la victoria y que se quedó en algo que desagradó a ambos, pues los levantinos se fueron con cara de tontos y el Sevilla se acordaba del penalti que regaló Nolito.

Sin tiempo casi ni para reflexionar, turno liguero en la capital de las Rías Altas ante un equipo prácticamente desahuciado, pero que ha recibido una importante inyección anímica. Sus dos victorias consecutivas ante Málaga y Athletic en San Mamés ha hecho que la salvación ya no la vea imposible. Y pasa que de encontrarse con un enemigo hundido, ahora se topa con uno que tiene como asidero indispensable ganarle al Sevilla para seguir el curso próximo en Primera.

Es eso un plus dificultoso para un equipo que anda cuajando una Liga para olvidar. Para olvidar o para estudiarla a fin de encontrar el motivo para tanta decepción. Riazor hubo años que era coto prohibido, pero que en estos últimos se convirtió en terreno abonado para el éxito. ¿Cómo resultará lo de este martes de Feria? Quién sabe qué deparará la cosa entre dos equipos obligados a ganar aunque sea por motivos tan distintos como tienen hogaño el Dépor y el Sevilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios