Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Sevilla, ejemplo de cantera feraz

El debut de Diego Capel en el equipo nacional es el noveno en 15 años de un producto del fútbol sevillano

IMPRESIONANTE fue cómo rememoró la selección nacional su imagen de la Eurocopa. Ocurrió tras el descanso, después de una primera parte digna pero sin alardes. Y coincidió con la entrada en el equipo de Diego Capel, ese extremo que parece sacado de otro tiempo, de cuando no se les llamaba interiores sino extremos, ¿o es que hay alguien más extremo que el que juega pegado a la banda? El almeriense parece uno de aquellos como Gaínza, Gento o Collar, sí, posiblemente sea Enrique Collar el más parecido a este sevillista llamado a dar auténticas cataratas de fútbol a nuestro fútbol de selección y de equipo, ojalá que al Sevilla.

Diego Capel ha sido el último internacional que ha salido de la cantera sevillista. Tras la presencia doble de Rafa Paz y Jiménez en el Mundial de Italia 90 hubo un largo tiempo de sequía. Tras aquello, el primer canterano en vestir la roja fue Reyes 13 años después el que reanudó la presencia de canteranos sevillistas en la selección. Curiosamente, en ese espacio, Conte fue el único internacional blanco, pero su formación había tenido efecto en el Betis. Después de Reyes, tres futbolistas más. Sergio Ramos, como Reyes, fue internacional con el Sevilla poco antes de emigrar, luego el pobre de Antonio Puerta y ahora este Diego Capel tan ilusionante.

Feraz cantera la sevillista en particular y la sevillana en general. En esta época moderna, hasta cinco han sido los futbolistas béticos que, habiendo salido de la cantera verdiblanca, han jugado para España. Desde aquel Gordillo que rompió todas las marcas de entorchados según la cantera sevillana, hubo otro largo tiempo de sequía. Roberto Ríos, Cuéllar, Capi, Joaquín y Juanito tomaron el relevo y eso que no puede decirse que en este Betis se cuide con un mínimo de esmero los escalafones inferiores. Diego Capel ha sido el último y ojalá podamos disfrutarlo más de lo que se disfrutó a sus antecesores. Qué manera de parir futbolistas, queriendo y sin querer.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios