El medio centro

Carlos Izquierdo

El Sevilla, contra sí mismo

Después de superar muchas y graves contrariedades, no se entiende que ahora parezca que da igual todo

QUE la temporada del Sevilla es una de las más extrañas y desgraciadas que se recuerdan dentro del fútbol profesional es algo que no se le escapa a nadie. Bien es cierto que ninguno olvida que a las lesiones -más o menos graves, más o menos desafortunadas- y a los fiascos en algunos de los fichajes se unió la desgracia de Antonio Puerta en el amanecer de la temporada y la huida de Juande Ramos a Londres en el mediodía del curso. Todo un trago, sí, para un equipo que andaba instalado en la gloria y cuya única preocupación era el horario del partido cada fin de semana.

No obstante, todas estas contrariedades, por fuertes y duras que sean, no han terminado de tumbar al club. Es más, y pese a todo, el Sevilla ha sabido sobreponerse hasta estar luchando en este anochecer del ejercicio por meterse de nuevo en la Liga de Campeones. Por ello no se entienden actuaciones como la del pasado sábado en Murcia, sin juego, sin ritmo, sin gol, sin nada. Parece como si todo diera igual precisamente ahora cuando, con el último esfuerzo, se puede cerrar por fin el año con los deberes cumplidos.

El Sevilla, este Sevilla posterior a la gloria, se ha encontrado además con unos rivales que no son tal. Sin quererlo, los demás le están obligando a meterse en Champions mientras el equipo parece mirar hacia otro lado entre rumores, guerras internas y desazón injustificables. ¿Seguirá Manolo Jiménez? ¿Se irá medio equipo a otro sitio cuando termine la temporada? Eso, cuando el árbitro pite el final del último partido. Mientras tanto, y después de haber caído del barco hace mucho, no queda otra que nadar cuatro jornadas hasta llegar sano, a salvo y orgulloso a la orilla. Y después, con el equipo de nuevo en la élite de Europa, que Jiménez, Alves, Luis Fabiano, Capel y los demás hagan lo que les dé la gana. Que ya llegarán otros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios