Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Este Sevilla sabe, quiere y puede

El equipo blanco acude a Cádiz con la intención del triplete y con optimismo por la fortuna en el bombo de Nyon

REFORZADO por la indudable impedimenta anímica que le supone el afortunado sorteo de Nyon, el Sevilla afronta esta noche la posibilidad de repetir lo que ya hiciese en los albores del Carranza, hacer un triple consecutivo. No cabe la menor duda de que haber soslayado a Dinamo de Kiev, Auxerre y Sampdoria en el bombo para Champions debe dar alas a un equipo ya engrasado, con casi un mes de trabajo en sus gemelos y con los debidos retoques para la mejora. De ahí que califiquemos al Sevilla como el favorito principal para meter más plata en sus vitrinas y para dar un pasito más en pos de lo más importante, que está por llegar.

Ver en el horizonte al Sporting de Braga y esperar a un Barcelona bajo mínimos debe deparar una considerable carga anímica para acudir a la cita gaditana con el optimismo en perfecto estado de cara a eso de almacenar más plata gadita en la sala de trofeos. Arrancó anoche el Carranza y hoy se le hará realidad al Sevilla con el Espanyol al otro lado de la cancha, lo que no debe suponer obstáculo alguno para driblar el desconsuelo de una consolación y embocar nocturnamente la caza y captura de un trofeo más. Pero es que el Carranza no es un trofeo más para el Sevilla, pues sevillistas fueron algunos de sus fundadores y para el Sevilla fueron los tres primeros.

Nada que ver aquello con lo de ahora, aquel verano de tiempo parado en la Tacita con esto, con numerosos sevillistas durmiendo en la playa para ver a su equipo un Carranza tras otro. Nada que ver la importancia de entonces con lo de ahora, pero el bolo es menos bolo cuando en el Carranza anda por medio el Sevilla. El Carranza tiene mucho peso en la historia centenaria del club de Nervión tanto por sus encuentros como por el desencuentro que supuso la cuarta edición, tan grave que el Sevilla estuvo luego veintitrés años sin acudir a esa cita con Cádiz. Hoy debuta el Sevilla, va alegre por lo de Nyon y optimista porque quiere, porque puede y porque sabe.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios