Las dos orillas

José Joaquín León

Sevilla no tiene suerte

DOS equipos en Primera División, un Metro que comunique las periferias con el centro, y muchos premios de la Lotería de Navidad son características básicas de las grandes ciudades. Sevilla cumple el primer requisito en estos momentos, aplaza el segundo, y flojea en el tercero. Otro año igual: nos quedamos sin viajar en el Metro. Y además los premios mayores del sorteo de Navidad pasaron de largo. Sólo cayeron 4,5 millones de dos quintos, cuando Sevilla jugaba 80,6 millones. El Gordo más próximo que tocó fue el de 2006 en Santiponce; pero en la capital, si se habla del Gordo, aún nos acordamos de Escámez.

Es para escamarse. Aunque también caigan en Soria y sitios así, para despistar, los grandes premios de la Lotería de Navidad se quedan casi siempre en Madrid y en Barcelona. La gran mayoría de las series del Gordo, con 348 millones, se vendieron en plenas Ramblas barcelonesas, y el segundo completo, con 195 millones, en un centro comercial de Madrid. El "chaparrón de millones" fue para Barcelona y Madrid. Y además no lo disimulan. El día antes Zapatero recibió en la Moncloa a José Montilla y se citó para la tarde de la Lotería con Esperanza Aguirre. Es cierto que también llamó a Chaves el domingo. Y algo del Gordo llegó a Jaén, la provincia de Zarrías. Pero en la ciudad que gobierna Monteseirín…

-A Sevilla le ha tocado lo mismo de casi siempre: un m…

¡Pararse ahí! En estos sorteos del Gordo, como en la financiación autonómica, se reparte una pasta. En los diarios y en la televisión aparecen siempre los del bar de Soria y el inmigrante del Raval. Pero otros grandes beneficiados no salen en las fotos ni en las imágenes, que son los comerciantes de Madrid y Barcelona, donde los premiados se gastarán el dinero. ¿No queríamos más consumo? Pues ahí lo tienen. Los comerciantes de Sevilla que no compraron en la Campana ni en la Macarena necesitaban que tocaran aquí 50 series del Gordo. Sevilla es la tercera ciudad de España más premiada por el Gordo, con 15 ocasiones, pero eso era antes. Ahora se ha quedado delgadísimo. Esto ocurre por no crear una Agencia para el Desarrollo del Gordo. Si la Junta inventó una Agencia para el Desarrollo del Flamenco, ésta sería aún más útil, y podrían colocar a varios colegas.

-¿Alguien ha pensado si Monteseirín es gafe?

Es un asunto que merece, como mínimo, la creación de un Observatorio para que observe y lo compare con otros alcaldes. No toca la Lotería, se hunde el Metro, y además siempre llueve en Semana Santa y Feria. Si el alcalde de Sevilla, en vez de ser Alfredo, fuera uno de su partido que se llama Luis, ¿ustedes qué dirían? Pues eso, que Sevilla no tiene suerte, como está más que demostrado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios