Visto y oído

Antonio / Sempere

Sindicatos

PARECE que lo han conseguido. Aquellos sindicatos que montaron caceroladas hace seis años a las puertas de los estudios de España directo se han salido con la suya. Quedan ocho entregas, y después, el cierre. Recuerdo a Pilar García Muñiz, con cara de circunstancias, soportando aquel estruendo. El hecho de que fuese gestionado por productoras externas era algo que no soportaban. Y se han salido con la suya. Han tardado seis años pero se han salido con la suya. El programa no se cae por su baja audiencia. Ni se retira por unos contenidos inadecuados. Lo hace por ese enfrentamiento hostil.

Las oficinas de los sindicatos en Prado del Rey cohabitan en el mismo edificio donde está ubicado el comedor. En mi última visita a las instalaciones, hace pocas semanas, recogí las hojas informativos de cada una de las agrupaciones sindicales que hay distribuidas a las puertas de la cafetería, como hago siempre, y encontré una información que quisiera compartir con ustedes. Al menos en tres de esas hojas informativas encabezadas por distintas siglas arremetían contra Toni Garrido. Por ser contratado externo. Resulta que el bueno de Toni participó meses atrás en un encuentro con alumnos de Periodismo de la Universidad Complutense, en el campus, y con su habitual sorna se permitió bromear acerca del comodísimo trabajo de los técnicos. No estuve allí, pero vino a decir que se limitaban a dar un botón, o algo así. No estuve allí, pero he seguido la trayectoria de Garrido lo suficiente como para valorar su ingenio, su ironía, su sentido crítico, su profesionalidad. Le he escuchado lo suficiente como para que al leer en un panfleto que se dirigían a él como 2el cómico mallorquín" me sintiese profundamente ofendido. Ahí se retrataban. Esas son sus miras y sus varas de medir.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios