doble fondo

Roberto Pareja

Siniestro total

LA dulce Navidad destila amargura por doquier en la actualidad política y por mucha buena voluntad que se le eche al asunto, la botella se ve más vacía que llena, valga la redundancia a propósito del cambio de guardia en la Villa y Corte.

No es precisamente el cuento de Caperucita, aunque su índole sea igual de terrorífica, el mensaje con el que se estrena en el potro de tortura el ministro de Economía (recesión inminente, colas más grandes en el Inem). También resulta aterradora la estampa navideña de los socialistas, enfrascados en una cascada de manifiestos -acaba de salir otro de alcaldes- que es una mera antesala de la guerra abierta que se avecina para recomponer un partido hecho jirones tras el roto en las urnas. Siniestros son también los titulares que nos depara la actividad del duque de Palma al frente del Instituto Nóos, un jaque a la Monarquía que ha obligado al rey Juan Carlos a tragar quina durante su mensaje de Nochebuena. Y también ponen los pelos de punta esas grabaciones y algunos testimonios que retumban en el Palacio de Justicia de Valencia para escarnio de Francisco Camps y sus trajines.

Y la traca final llega con la toma de posesión de Ana Botella como alcaldesa de Madrid. Mejor olvidar las esplendorosas declaraciones de la santa de José María Aznar sobre la contaminación en Madrid, "no es nociva para la salud de los ciudadanos"; la suciedad en las calles de la capital, "los mendigos son una dificultad añadida para la limpieza"; el cambio climático, "el planeta debe estar al servicio del hombre"; el aborto, "todos los ciudadanos han visto esas escenas realmente espeluznantes de niños de siete meses de gestación en las trituradoras (sic)"; o el matrimonio homosexual, "las manzanas no son peras. Si se suman una manzana y una pera nunca puede dar dos manzanas".

Olé. Total, que servidor, como español, sólo puede ver la botella medio vacía. Y como madrileño, se pregunta aterrado hasta dónde vamos a llegar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios