Visto y oído

Francisco / A. Gallardo

'Siquevales'

LAS tendencias televisivas que marcam el 2008 señalan perfectamente a la carne anónima como la materia prima más rentable. Los llamados programas de talentos apenas requieren guionistas, no obligan a un alarde de imaginación y sólo se necesita mucha paciencia, organización y olfato en la selección.

La temática puede ir de los selectivos Supermodelo (con posible RIP) y Fama con los que Cuatro busca asentarse al "todo vale" del futuro Tienes talento, en dicha cadena, o su clonación con tintes de plagio fraudulento, el Tú sí que vales, en Telecinco (no sabemos a qué están esperando los abogados de Sogecable a meter una demanda). TVE tras haberla pifiado con El rey de la comedia ahora está emitiendo los castings de Hijos de Babel, al que comparan con un OT para inmigrantes, de lo que la cadena pública ha protestado con la boca pequeña. Y qué decir de nuestra versión autóctona, el cañí Se llama copla. Más típico no lo hay.

En estos fabriles programas de husmeo se buscan tanto los diamantes en bruto y la valía innata como la posible estridencia. Igual sirve una estrella en ciernes como un meteorito extravagante. Telecinco, experta en sacar de quicio y dar la vuelta a los calcetines, ha mostrado en el Tú sí que vales una heterodoxa galería con un jurado mediático (Llácer, Sardá y Noemí Galera), a veces entrañable y en ocasiones de una crueldad gratuita: pura entretela del canal del 5. Podrían intentarlo con una academia de nadadores dirigida por David Meca. Y si no lo sabían les recuerdo que en la meteórica primera etapa ha ganado un cantante de ópera, a modo de Paul Potts, para reventar el futuro estreno de Cuatro; y en segundo lugar un cubano, adelantándose a Hijos de Babel. Los terceros fueron los de más arte: una chirigota sevillana con ADN de Cádiz. Parodiaron al jurado y Sardá y compañía tuvieron que rendirse ante la evidencia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios