Las dos orillas

José Joaquín León

Socialismo para ricos

HE leído ya tres artículos titulados Socialismo para ricos. Y no crean que es un invento de la prensa de derechas, u otra conspiración de los obispos, pues hasta El País ha publicado un artículo de su ex director Joaquín Estefanía encabezado así. En realidad, todo el que escriba artículos debería publicar -al menos una vez en su vida- uno titulado Socialismo para ricos, para glosar la tendencia más vanguardista del siglo XXI.

En contra de lo que se malician los desinformados, el socialismo para ricos no lo ha inventado nuestro presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Ya le hubiera gustado, ya; pero el gran impulsor de este movimiento es el presidente de EEUU, George W. Bush. Es cierto que Zapatero ha apoyado con entusiasmo estas propuestas, que enmiendan los planteamientos arcaicos de Karl Marx (don Carlos para los que cantan con el puño en alto). La gravedad del momento requiere altura de miras, y si hay que soltar 30.000 millones para los banqueros, pues se hace con diligencia. ¿No escribió Fernando Pessoa un relato titulado El banquero anarquista? La nacionalización de la banca, que pedían los viejos comunistas, nos recuerda a los hombres de las cavernas. Siempre hubo banqueros progresistas, y ahora más, con sus tipos de interés bajos, dispuestos a ayudar. Ya era hora de que les ayuden a ellos.

Bush se ha dedicado a dar millones a tutiplén a los bancos para que no se arruinen. Los manifestantes ante la Bolsa de Nueva York gritaban: "¡Esto es socialismo para ricos!". En Europa han seguido la corriente, y en España por supuesto, faltaría más. Otro triunfo del socialismo, que se extiende por todas las capas sociales y sube a lo más alto.

A esto se ha llegado por culpa de un invento anterior, que ha fracasado: el capitalismo para pobres. La culpa, como siempre, la tienen los pobres, que en vez de vivir alquilados y hacinados en un cuarto de vecinos, como pasó toda la vida, se han dedicado a pedir hipotecas locas para comprarse pisos. ¿Dónde se ha visto un pobre con casa? ¿Dónde se ha visto un pobre que, además, para pagarla, exija trabajar sólo 35 horas a la semana? ¿Dónde se ha visto que los pobres se vayan de vacaciones, como los ricos, e incluso viajen al Caribe? ¿Dónde se ha visto que los pobres tengan colegios gratis para sus niños, como los antiguos hijos de papá? ¿Dónde se ha visto que los pobres vayan al médico gratis, y a Urgencias por la cara si les duele el dedo de un pie?

Todo esto y mucho más ha ocurrido por culpa del capitalismo para pobres, que arruina a los banqueros. No les ha quedado más remedio que cambiar de planes, y apostar por el socialismo para ricos. ¡El sueño dorado de algunos, sin dejar de ser de izquierdas! Si Karl Marx levantara la cabeza vería que no dio una a derechas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios