El mordisco en la manzana

Aurora Muñoz / Amunozl@grupojoly.com

Solidaridad de temporada

Las "señoritas bien" van vestidas de Armani como símbolo de elegancia y alarde derrochador. Las "señoritas bien" juegan al golf y viajan en yate, como distintivo de la jet set. Y cada invierno, las "señoritas bien" deciden rebuscar en su espíritu pío, solidario y caritativo para emplear todos sus esfuerzos en un rastrillo benéfico. A buen seguro eso de las buenas acciones les sirva de tema de conversación durante varias tardes de desidia en una cafeteria vip.

La solidaridad se ha convertido en un producto de compra venta, que, además, está de oferta. Todo el mundo es solidario, igual que todos declaramos que no somos ni racistas, ni machistas, ni todo aquello que suene a mancha en el expediente de cara al escaparate.

Nadie quiere perderse la oportunidad de aprovechar ese ventajoso lavado de imagen. Ahí tenemos al señor Bill Gates, acusado de explotación de trabajadores, como Premio Príncipe de Asturias por su aportación millonaria a causas benéficas. Y ya puede haberlo sido porque a este señor un millón más que menos, no le escuece en el monedero.

Los Grimaldi por su parte, después de tanto escarceo con la prensa rosa, deciden anualmente recubrirse de glamour con la

creme de la creme en el baile de la Cruz Roja. Eso mismo le sucede a la Duquesita de Montoro con el rastrillo solidario, en el que una vez al año, decide mostrarse amable con la prensa con los complementos de su firma muy a la vista. Angelina Jolie, por el contrario, prefiere salir en la foto, como embajadora de UNICEF, pero que no se cuele ni un reportero que no tenga la exclusiva, esa misma que quizás no cobrara en cash pero que viste tanto como aquel traje de Armani.

Obras son amores y no buenas razones que suelen decir en mi tierra. El oportunista "más vale eso que nada" es una mentira de solidad rácana. Cuando uno ama una causa la defiende, no la convierte en portada de ¡Hola!. Ya esta bien de "señoritas bien" y de famosos a los que les entra el virus de la caridad de temporada, como aquel que va a las rebajas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios