La ventana

Luis Carlos Peris

Sólo falta promulgar ciertas pragmáticas

ADEMÁS de que hay que observar la máxima de odiar el delito y compadecer al delincuente, según la eximia Concepción Arenal, parece aberrante que se arremeta contra todo un grupo étnico. Lo que está haciendo Sarkozy con los gitanos rumanos estaría estupendamente si fuese sólo y exclusivamente contra los delincuentes más o menos presuntos, pero generalizar es injusto. Injusto y que nos retrotrae a los tiempos más siniestros de nuestra historia. Como ahora en París, aquí eran los gitanos el objetivo de aquellas implacables pragmáticas reales por las que se perseguía a los de dicha etnia con castigos tales como el de desorejarlos. No se debería meter a todos en el mismo saco, que delincuentes los hay de todos los pelajes, razas y religiones. Volver a persecuciones como las que sufrieron los gitanos entre los Reyes Católicos y Carlos III es un paso atrás tan doloroso como deleznable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios