Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Sondeos

DURANTE la campaña electoral los debates se fajaron en unos sondeos que finalmente ni reflejaron el resultado final ni, parece, reflejaban la tendencia real. Todas las tertulias e informativos se alimentaron durante días de unos porcentajes que no se trasladaron a las urnas. Se daban por sentado previsiones inamovibles que llevaron a errar las estrategias de campaña, sobre todo en el caso de la coalición de Unidos Podemos.

Habrá sido el Brexit, el séptimo de caballería de la cosutmbre que salva a última hora al bipartidismo, e incluso en la influencia insospechada que aún mantienen los medios tradicionales, pero la realidad distaba mucho de la ciencia ficción demoscópica. Una vez más. Y una cosa es contar espectadores, o votantes, que rastrear en lo que tiene de verdad en la cabeza. La única tendencia electoral evidente es que los sondeos no aciertan. Que se lo digan también sobre todo a los londinenses más ufanos.

Incluso a la puerta de los colegios Sigma Dos volvió a fallar con unas encuestas tiradas a la papelera a los pocos minutos de este domingo. Si lo hacen por responsabilidad de servicio público, RTVE y las autonómicas se pueden evitar para otra cita el encargo de una encuesta israelita. Si es por ganar prestigio, pueden dedicarlo a otros menesteres informativos. Si es por generar interés y contenido en la noche electoral, en ese rato de espera, se lo pueden ahorrar porque esta noches ya no se hacen tan largas.

Con el panorama de pactos y un futuro complicado por todas partes ningún partido puede sentirse definitivamente vencido. Ni tampoco ganador. Pero entre los derrotados de la noche del 26 J se encuentran las encendidas redes sociales, que han influido más bien poco en las decisiones personales; los contertulios que juegan con las cartas marcadas de las encuestas; y los profesionalies demoscópicos, faltos de vista para su disección social.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios