desde mi córner

Luis Carlos Peris

Sopló el cierzo y sopló el Betis

Sonaba el "Betis, Betis" celebrando tres puntos que, aun persistiendo el peligro, presagian un futuro mejor

INDUDABLEMENTE, el subidón agarrado con aquel gol de Nelson a Iraizoz no podía ser desperdiciado cuando la cita era en casa del único condenado en una Liga más apretada que nunca. Tenía el Betis la oportunidad de alejarse de la zona donde queman las papas y no la desaprovechó. Fue a través de un partido con más pana que seda, pero con una seda de gran efectividad que pudo hasta desembocar en un marcador escandalosamente favorable. Un doblete de Rubén Castro iba a determinar que el Betis duerma hasta el sábado en una posición que, aunque no desprovista de peligro, puede considerarse satisfactoria, altamente satisfactoria.

El partido arrancó con un Zaragoza que quería resolver por cualquier vía, ya fuera la civil o la criminal. El equipo aragonés salió a intimidar al Betis en primera instancia para que así se le allanase el camino hacia un objetivo indispensable, el de la victoria. Y como en la tropa de Jiménez no es, precisamente, la experiencia lo que escasea se vio un inicio en el que el Betis no se sentía cómodo. Afortunadamente para él, el sistema defensivo que tantas veces le jugó en contra respondió favorablemente a fin de que la intensidad local fuese evaporándose para bien de un Betis que empezó a encontrar en Beñat y Salva Sevilla la plataforma desde donde lanzarse hacia su presa.

A poco del descanso y a mediados de la continuación funcionó la conexión Molina-Castro para dejar visto para sentencia un pleito que era necesario para el Betis e imprescindible para el Zaragoza. Salió cara para los verdiblancos y gloria daba escuchar en la gélida noche zaragozana, con el cierzo bajando directamente del Moncayo cómo esa fiel infantería verde, blanca y verde que nunca falla vitoreaba a su equipo. Sonaba el "Betis, Betis" y los tres puntos volvían en la valija bética de vuelta a Sevilla. Tres puntos que valen su peso en platino para un futuro que, tras como se ha constreñido la tabla, se fía para largo, pero que ayudan a verlo con mejor cara.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios