Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Sospechable

HAGAN apuestas. Creo que el secuestrador de Bajo sospecha es Matías Prats, compinchado tal vez con la nueva azafata de La ruleta. El primer capítulo de Bajo sospecha salpica tantas dudas y escupe tantos cabos sueltos que el crimen puede acabar en manos de un cuñado de Roberto Brasero. Bambú (Velvet, Hispania), vuelve a sus orígenes, a Desaparecida, y como factoría con corazón artesanal ha llevado al terreno español (no sólo geográfico, sino también de las particularidades de nuestra audiencia y de nuestros programadores) un tipo de intriga coral y total calcado de Broadchurch o de las The Killing (la americana y Forbrydelsen). Ya creó el subgénero televisivo David Lynch y su Twin Peaks: un misterio, un pueblo (una comunidad hermética) donde todos ocultan y esconden, y un investigador que cuanto más avanza, más dudas se le acumulan. En el caso de la nueva serie de Antena 3, es una pareja investigadora enviada al lugar como matrimonio camuflado y mal avenido. Un Yon González que madura en cada encargo y una Blanca Romero acogotada a la que no se le entiende con ese rictus tan forzadamente antipático.

El pueblo de Bajo sospecha no es siniestro por su atmósfera, sino por lo que parece tapar detrás de sus casas. Hay luz, más luz, apuntando hacia un calor mesetario asfixiante a medida que transcurran las semanas, un verano en el que sólo refresca la sombra de ese bosque aterrador. Hay mucho de la estética de Crematorio, para eso está al pie del objetivo el cineasta Jorge Sánchez Cabezudo. No parece entrar por ahora en los flashbacks de True detective ni destella la paranoia de Twin Peaks. Bambú, es decir, Ramón Campos y su gente, le aplica su pátina ibérica sin renunciar a la exportación. Ya sólo por Alicia Borrachero, Lluís Homar o José Ángel Egido merece el tiempo invertido en estas ocho semanas. Hay que dejar que Bajo sospecha fermente en los próximos episodios y que esta novela televisada (que no telenovela) reviente por varios puntos. Bambú está ahí. No es casualidad que sea el mejor estreno del año .

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios