El parqué

Pablo Cumella

Stop

LAS bolsas europeas frenaron ayer la carrera alcista de las últimas sesiones. Los datos que apuntan a que el suelo de la crisis ya se ha tocado incitaron a los inversores estos últimos días pero este miércoles se dedicaron a recoger beneficios, a pesar de que las positivas cifras del sector inmobiliario de Estados Unidos invitaban a seguir sumando. El Íbex 35 se decidió por la cautela y cedió un 0,45%, que le sitúa en los 11.376 puntos. El CAC parisino se dejó un 0,28%, mientras que el FT100 londinense cayó un 0,53% y el DAX alemán un 0,63%.

Dentro del selectivo español, diez valores escaparon del rojo. Sacyr Vallehermoso lideró las ganancias con un repunte del 2,39%. Los cinco grandes valores se inclinaron por las pérdidas. Repsol pagó la caída del precio del petróleo, que se situó en 72 dólares el barril, con un recorte del 2,09%. Sólo le superaron Abengoa (-3,14%) y Arcelor Mittal, que retrocedió un 3,04%. BBVA cedió un 0,83% y Santander un 0,05%, en una sesión en la que la agencia de calificación crediticia Moody´s elevó un escalón el rating de la deuda subordinada de Abbey y dos tramos el de Alliance & Leicester, ambos propiedad de la entidad que preside Emilio Botín. Mientras, Popular que había sumado más de un 16% en estas últimas sesiones, se dejó un 0,86%. Telefónica bajó un 0,31% e Iberdrola un 0,32%.

En el mercado continuo, Zeltia encabezó las ganancias con un 12,62% más que el martes. Entre las inmobiliarias, ayer también protagonizaron a partes iguales subidas y bajadas. Del lado positivo, el mejor valor fue Renta Corporación, con un ascenso del 4,76%, mientras que el farolillo rojo correspondió a Reyal, con un recorte del 7,69%.

En el mercado de divisas de Fráncfort, el euro se situó en torno a 1,42 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios