A pesar de la intensa lluvia, de que las calles del real estén intransitables, a pesar de todo, los sevillanos tiran para delante con la Feria y procuran superar todos los elementos incordiantes. Incluso no dejan de vestirse de flamencas y ponerse las cómodas zapatillas de esparto.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios