La ciudad y los días

Carlos Colón

El Támesis, señor

POR un lado nos venden paraísos, porque reconocer la existencia de problemas da armas a la oposición; y cuando es evidente que los paraísos se han convertido en purgatorios que llevan camino de degradarse en infiernos, nos hablan con eufemismos que encubren la gravedad de la situación. Pero la realidad es obstinada. Al Gobierno le ha pasado como al flemático lord que, empeñado en ignorar que una crecida del río amenazaba con inundar sus posesiones, se negaba a abandonar su palacio; hasta que el mayordomo, con el tono impasible con el que presentaba las visitas, abrió la puerta de su estudio chapoteando en el agua y le anunció: "El Támesis, señor". Los informes económicos sobre el momento actual y las perspectivas para 2009 son el Támesis desbordado que los medios de comunicación han llevado a la puerta de la Moncloa diciéndole a Zapatero: "La crisis, señor". ¿Demasiado tarde? Así parece indicarlo la encuesta de la cadena Ser -no de la Cope, sino de la Ser- según la cual el 43% de los españoles estima que la situación ha empeorado en los últimos meses, el 48% no confía en la capacidad del Gobierno para afrontar la crisis, el 55% teme que la situación empeorará en los próximos meses y el 64% cree que las medidas que se han tomado son insuficientes.

Ayer conocíamos, de la mano del propio Ayuntamiento a través de su Barómetro de Economía, los malos datos sevillanos: casi 500 empresas menos creadas hasta marzo, caída del 65,1% de viviendas visadas de ejecución de obra, descenso de un 4% de turistas alojados en hoteles, reducción de la actividad portuaria pese al crecimiento andaluz y nacional… Ayer sabíamos que el paro, por primera vez desde 1996, aumentó en el mes de junio. Y ayer supimos, a través de Informe de Perspectivas del Empleo, que España será el año próximo en el país de la OCDE con la mayor tasa de paro, el 10,7%, lejos del 6% de media de los 30 países miembros.

Aun así la vicepresidenta del Gobierno seguía utilizando "desaceleración económica" en vez de "crisis" en su comparecencia de ayer, en la que por lo menos confesó que la cosa les ha cogido alegres y confiados -"la desaceleración económica ha sido más rápida e intensa de lo que esperábamos"-; aunque dejando traslucir en todo momento que los medios adversos y la oposición exageran las cosas -"las cosas no están tan mal como parece que queremos que estén… a veces se pone más énfasis en lo negativo que en lo positivo"- y haciendo un último, españolísimo y sorprendente (en tan moderna mujer) quiebro al afirmar maja y castizamente que "de otras situaciones hemos salido y han sido peores". Olé.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios