La salud es lo que importa

dr. Bartolomé Beltrán

Tecnología y medicina

LAS tecnologías están acelerando y transformando el conocimiento humano y su relación con lo conocido en el campo de la biomedicina. La biotecnología, la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la medicina digital o la impresión en 3D son avances que están provocando un desarrollo exponencial, acelerando las mejoras en el Área de la Salud.

Por este motivo, la Fundación Pfizer y la Fundación Ramón Areces organizaron el Foro de Innovación que llevó por título "Medicina exponencial, cómo la tecnología está transformando la Medicina", donde numerosos expertos del campo de la biotecnología abordaron de qué forma las innovaciones tecnológicas están provocando un desarrollo exponencial en el Área de Salud, acelerando sus mejoras y transformando el conocimiento humano.

Los ponentes de estas Jornadas fueron el doctor José Luis Puerta López-Cózar, Patrono de la Fundación Pfizer; el profesor José Luis Pons Rovira, director del Grupo de Neuro-Rehabilitación del Departamento de Neurobiología Funcioanl y de Sistemas del Instituto Cajar-CSIC; el profesor Ramón Martínez Máñez, Director Científico del CIBER-BBN; Carlos Bernabéu González, CEO Arborea Intellbird; y José Luis González Quirós, profesor de Filosofía de la URJC.El debate se centró en cómo aprovechar estas transformaciones de manera que puedan impactar positivamente en la salud y en la medicina. Ese desarrollo y esa necesidad son particularmente relevantes en los tiempos que vivimos, dado el creciente envejecimiento de la población y el deseo de vivir más años con mayor calidad, que nos lleva así a la era de la medicina regenerativa personalizada.

"Es necesaria una comprensión más cabal del profundo cambio que está experimentando en este momento la práctica de la medicina", señaló el Dr. Puerta. Y es que en los próximos años, la ciencia y la tecnología de ciborg, el manejo de ingentes cantidades de datos, la inteligencia artificial o la nanomonitorización no se limitarán al reemplazo de órganos, lesiones traumáticas o sistemas dañados sino a la posibilidad de modificar o alargar nuestra esperanza de vida.

Uno de los campos donde más esperanzas hay puestas es en los exoesqueletos. El Dr. José Luis Pons explicó que "están implantándose de forma experimental en el ámbito de la rehabilitación y la asistencia a personas que han sufrido daño neurológico como consecuencia de un ictus o lesión medular" y "se espera que los exoesqueletos estén totalmente consolidados en cinco años".

La pregunta es si la tecnología permitirá reemplazar aquellas partes de nuestro cuerpo que se vayan quedando inservibles por otros miembros y órganos artificiales, si se podrá o no aumentar el límite biológico de la vida humana, cuáles son los condicionantes éticos respecto a los adelantos científicos y tecnológicos, o cómo se utilizarán en beneficio de la humanidad.

Drones que transportan medicamentos a zonas remotas, exoesqueletos para la rehabilitación y asistencia a personas que han sufrido un ictus o lesión medular y nanodispositivos capaces de liberar fármacos en el lugar y cantidad adecuada del cuerpo son el futuro. Pero no hay que olvidarse de que es el paciente quien está en el centro del Sistema. Seguro.

Etiquetas

,

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios