El parqué

Pablo Cumella

Temores por Grecia

EL Íbex cedió ayer un 1,3% al cierre y se despidió de la cota de los 10.400 puntos reconquistada el martes por los temores de los inversores sobre nuevas dificultades para resolver la crisis de deuda de Grecia, así como por los datos macro de Estados Unidos, peores de lo esperado.

El selectivo madrileño no mantuvo el optimismo con el que despidió mayo y que le permitió tocar un techo de 10.549 enteros en un momento de la negociación y viró a números rojos a media sesión, mientras que la prima de riesgo española se estableció en 237 puntos.

BME se consolidaba como farolillo rojo con un descenso del 3,13%, seguido de Repsol (-2,2%) y el Santander (-2,06%) que, no obstante, mantuvo sus acciones por encima de los 8 euros la unidad, no así el BBVA (-1,96%). Por su parte, Telefónica se dejó un 1,04% en la sesión. Se comportaron mejor que el índice Iberdrola (-0,81%) y Endesa (-0,11%), pero sin lograr colarse en el grupo de seis entidades que sellaron la jornada con ganancias, lideradas por Abengoa (+5,8%), impulsada por la venta del 40% de Telvent; Ebro (+2,88%), y Grifols (+0,56%).

El resto de principales plazas del Viejo Continente también reaccionaron con ventas a la información del diario alemán FAZ sobre la reticencia del FMI a desembolsar su parte en el siguiente tramo de 12.000 millones de euros del rescate de Grecia. La plaza de Madrid encabezó con holgura los retrocesos de los parqués europeos, de en torno el 1% tanto en París como en Londres y Fráncfort. Al otro lado del Atlántico, el Dow Jones se dejaba un 1,15% tras conocerse los datos sobre la actividad del sector industrial en EEUU y la ralentización de la creación de empleo.

En el mercado de divisas, el euro avanzó posiciones respecto al dólar y al cierre de los mercados europeos el cambio quedó establecido en 1,4430 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios