La esquina

josé / aguilar

Teoría del pelagatos

HAY que ver con qué fuerza ha entrado la soberbia en la casa de Podemos! Todavía son la tercera fuerza política en Andalucía, con 15 diputados de 109, y ya apuntan todas las maneras de la denostada casta y los tics de la vieja política que dicen venir a superar. Aún no han rozado el poder y ya se han instalado en la prepotencia y el ninguneo hasta de los más próximos.

Observen el caso de José Luis Serrano, presidente del Grupo Parlamentario de Podemos en Andalucía. Defiende que Podemos debe presentarse a las elecciones generales como un proyecto autónomo -el que quiera, que se sume, pero sin otras siglas-, sin integrarse en las anunciadas candidaturas de unidad popular del tipo Ahora en Común. Una postura legítima.

Pero ¡cómo la defiende! Con un pensamiento deleznable y chulesco que sugiere una ideología totalitaria. A la iniciativa, también legítima, de 121 personalidades del mundo de la cultura pidiendo que toda la izquierda alternativa se incorpore a Ahora en Común la descalifica por venir de "once pelagatos" que exigen que Podemos renuncie a su nombre e identidad y proceder de "grupos oligárquicos muy interesados en que Podemos pase a ser Ahora en Común".

Veamos. Pelagatos: "Hombre insignificante o mediocre, sin posición social o económica". Tendrán más o menos razón, pero cualquiera de los firmantes del manifiesto pro Ahora en Común es menos pelagatos que Serrano, que es catedrático de Universidad y ha escrito cinco novelas, de modo que no puede excusarse en un uso improvisado y frívolo de la palabra. Sobre el fondo de la cuestión, el presidente parlamentario de los podemitas andaluces empeora su argumentación: dice que Podemos es la única herramienta del cambio que hay sobre la mesa y que va a ganar las elecciones, así que "no queremos lastre".

O sea, que llama pelagatos a Pedro Almodóvar, Juan Diego, Aitana Sánchez Gijón, Miguel Ríos, Antonio de la Torre y a un montón de personas que son gente en el mundo de la cultura, y pelagatos a centenares de militantes del propio Podemos que también han firmado a favor de la unidad popular (sin éxito). Y a sus compañeros de Izquierda Unida, Equo y otras organizaciones progresistas los considera un lastre cuyo concurso arruinaría la marcha irreversible de Pablo Iglesias hacia la Moncloa.

Qué bien quedan retratados algunos de Podemos cuando se quitan el disfraz y dicen lo que piensan de verdad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios