Visto y oído

Antonio Sempere

Tesón

CÓMO le gusta el cine a Gerardo Herrero. Inasequible al desaliento, no descansa ni siquiera en vacaciones. Y es que su labor de productor no admite pausas.

Dirigió en El Escorial un curso de verano sobre la mirada artística y la mirada crítica de las película, y mientras presentaba a los invitados o moderaba las mesas redondas, el teléfono no dejaba de lanzarle avisos, que él contestaba 'sotto voce'.

Al principio del curso celebrado en la Complutense se supo que una de sus producciones, 'El gran Vázquez', competiría en la sección oficial del Festival de San Sebastián. En la última de las jornadas, los titulares anunciaron que Álex de la Iglesia también concursaría en la sección noble del festival de Venecia. Pero no todo fueron alegrías. El producir tantos títulos entraña esos riesgos. A veces también hay que pechar con malas noticias. Las renuentes cifras de la taquilla de 'El diario de Carlota' llegaban como un jarro de agua fría al comienzo del curso.

Pero lejos de amilanarse, el productor continuó ejerciendo su papel. Contestando a las llamadas, ausentándose algunas sesiones para gestionar en Madrid asuntos de última hora. Al final, otro inicio. El rodaje de 'El sueño de Iván', la nueva película de Roberto Santiago. La máquina de hacer cine no puede parar. Entre Madrid y Ciudad de la Luz.

Luego hay opiniones para todos los gustos, porque hablar es muy fácil. Pero desde luego que si en el cine español hubiese más Gerardos Herreros se acababa el paro en la profesión.

Su 2010 empezó con la mejor de las noticias posibles, el Oscar para 'El secreto de sus ojos'. Y claro, aún le dura la felicidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios