Desde el fénix

José Ramón Del Río

Tiempo de Cuaresma

AYER hizo una semana que comenzó el tiempo cuaresmal. Los 40 días de penitencias que la Iglesia recomienda para la adecuada celebración de la Pascua de Resurrección, que es el misterio central para los cristianos, porque, como dijo San Pablo, si Cristo no hubiese resucitado, vana seria nuestra fe.

En tanto que discurre la Cuaresma, con sus ayunos y abstinencias, la vida sigue y las noticias se suceden y las que acabo de leer no guardan relación alguna con el espíritu de sacrificio y penitencia, que sería propio del tiempo. Así, el afamado golfista Tiger Woods ha puesto de actualidad algo de lo que hasta ahora no se hablaba o se hablaba poco: de la adicción al sexo. Antes conocíamos alguno que todo el tiempo hablaba de lo mismo y que parecía tenerlo entre ceja y ceja y a otro que se vanagloriaba del número y la calidad de sus encuentros sexuales. Al primero, aunque nos cansaba con su conversación, llegábamos hasta socorrerlo cuando nos pedía ayuda económica. Al segundo lo despachábamos con incredulidad, diciéndole, sin palabras "¡vamos anda!". Pero Tigre, como antes Michael Douglas, a fuer de famosos, han conseguido que la "calentura" sea reconocida como una enfermedad. Así que la misma se ha incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSMS). Luis Rojas Marcos ha dictaminado que se trata de un trastorno obsesivo compulsivo que ha existido siempre. Si usted cree padecerlo puede someterse a terapia en la clínica del Dr. Canes, en el Real Centre de Missisipi, donde se encontrará con Tigre y, además, con una factura importante o, más barato, responder a un test de 45 preguntas, que no puedo incluir aquí por falta de espacio. Esta terapia habría que recomendársela al energúmeno John Cobra, aspirante a Eurovisión, que respondió a los abucheos recibidos por su actuación echándose mano a sus intimidades, ofreciéndoselas al publico asistente desde la primera cadena de TVE, que acaba de suprimir los anuncios. También del lado femenino, en esta Cuaresma ha surgido la noticia y, como la otra, nada propia del tiempo cuaresmal. La protagonista es, de nuevo, Bibiana Aído que ha decidido destinar 25.000 euros del presupuesto para la confección de un "mapa de inervación y excitación sensual en labios menores y clítoris". Se supone que es otra actuación más de igualación de los sexos, porque un compañero de partido había organizado en Extremadura "talleres de masturbación" masculinos.

Más cuaresmal, por ser tiempo de privaciones, es la noticia de la publicación del patrimonio de dirigentes del PP de Valencia. Como el ex presidente de la Junta de Andalucía, son, también, pobres de solemnidad. Siempre se ha dicho - y yo lo comprobé- que la política no enriquece. Pero los que pusieron sordina a la noticia de Chaves, la de los valencianos no se cansan de repetirla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios