PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Tiempo de monigotes

JOSÉ Chamizo de la Rubia es uno de los pocos andaluces que puede decir lo que piensa de la forma que le dé la gana sin sufrir represalia. Muy al contrario, el sacerdote nacido en Los Barrios lleva 14 años instalado en el cargo de Defensor del Pueblo Andaluz, y los partidos políticos, a los que pone de chupa dómine por sus deméritos le reeligen una y otra vez en votación parlamentaria. Es la única voz crítica que se permiten dentro de la arquitectura institucional. Tampoco le hacen caso. Pero las hemerotecas dejan constancia de su papel como conciencia crítica. Chamizo estaba especialmente inspirado el pasado viernes. En la Carmona donde se alumbró el Estatuto andaluz que dio pie a los días de esperanza y gloria del 28-F, Chamizo acuñó esta frase: "Los gobernantes son hoy unos monigotes en manos del sistema neoliberal, para eso mejor votamos a Botín".

Queda bien conmemorar la ruta constitucional de La Pepa 1810-1812: Sevilla, San Fernando y Cádiz. Ahí cabe media Bienal de Flamenco. Pero la Carta Magna de España, tal como nos representó Zapatero dando el cante ante los tiburones de la especulación en Wall Street (Rajoy hubiera hecho el mismo papelón), debería ser reformada de esta guisa en su artículo 1: "España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho en función de lo que disponga Goldman Sachs, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad de BlackRock, la justicia de Citigroup, la igualdad de Paulson & Co. y el pluralismo político que dicte Soros. La soberanía nacional reside en el pueblo español según y cómo convenga al mercado financiero, del que emanan los poderes del Estado aún no cedidos a las invisibles manos que marcan la pauta y nos leen la cartilla".

La Sevilla del presente es la que radiografió Chamizo en Carmona: "Cien mil desahucios de viviendas en un solo año, y todavía los que la han perdido le deben dinero a la banca. Si pensamos que las cosas no tienen solución, quien gana es el sistema". La esperanza es hoy una virtud revolucionaria en este tiempo de monigotes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios