Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Tierra de luz y de color

Nos guste o no, España continúa siendo, para la mayoría de los que desde fuera la contemplan, esa tierra "de luz y de color", ese paraíso imaginado por Dios donde se respira un aire más puro, donde los rayos del sol parecen más encantadores y donde, sobre todo, los corazones laten con más fuerza. Eso, menos nosotros, todo el mundo lo tiene claro.

Gentes como, por ejemplo, Catalina de Habsburgo y su marido, el conde Massimiliano Secco d'Aragona que, aunque tengan su residencia oficial en Ginebra, han comenzado a buscar una segunda morada en nuestro país. Muy ligada en concreto a Sevilla -donde vive su tía, la fantástica artista Clelia Muchetti-, la archiduquesa de Austria pasó, a mediados de semana, por la capital hispalense para presentar su libro 'La maldición de Sissi' y, una vez más, me confirmó con su actitud que, a pesar de que el dinero ayude, es la predisposición de cada uno la que, al final, nos conduce o no hacia la felicidad.

Así, igual que Obélix se cayó en una olla que le dio su arrebatadora fuerza, Catalina parece haber sufrido una experiencia similar pero en una marmita de dicha por lo que, cualquier tiempo a su lado siempre se hace corto. A Kylie Minogue, por el contrario, no la conozco pero, según lo que demuestra, en cuestión de plenitud, no se queda atrás. Y en amor a nuestra tierra, tampoco. Claro que, teniendo un cicerone como su novio, Andrés Velencoso, no me extraña que la cantante vea la vida de color rosa, amarillo 'pollo', y hasta verde fluorescente si nos ponemos…

En su caso, la pareja busca casa en la Costa Brava donde, además del sonido de las olas del mar, empiezan a escucharse lejanas campanas de boda. Mientras, la australiana se inicia nuestro idioma y anuncia un concierto para el 2 de julio en la madrileña Plaza de las Ventas. ¿El siguiente paso? Bailar sevillanas y la Macarena… ¡aaayyy!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios