Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Tirados

LOS diálogos y situaciones a retazos se han convertido en un recurso facilón y efectivo para crear telecomedias diarias, con vistas a que se conviertan en un rito familiar. El fenómeno de Camera café, y su desvirtuación, Escenas de matrimonio, ha animado nuevas aventuras como La tira, estrenada este lunes en La Sexta. El concepto de la serie es un zapping de ficción, que convierte el espacio en un televisado tebeo (de los de antes, de los nuestros), para que se vaya cogiendo cariño y fidelidad a los personajes y paisajes que parpadean por cada episodio. El espectador puede subirse o bajarse en cualquier momento y en cualquier día. Globomedia, que fracasó sorprendentemente en proyectos similares como el infausto Cafetería Manhattan, perpetrado para Antena 3, ha tirado de sus mejores galas guionistas para esta Tira de humor blanco.

La telecomedia es una cantera de rostros que baquetea la productora para futuros encargos, como ocurre con las cajeras del supermercado o las madres que aguardan la salida del colegio. Tal vez la situación que más promete es la de la pareja de porteros de discoteca, con un impasible Fernando Gil (ex Noche Hache). La cuarta pata corre a cargo de Eva González, que hace de mujer al borde de un ataque de nervios debido a las obras que invaden su casa. A la modelo le va como anillo al dedo este histerismo contenido frente a unos previsibles émulos de Manos a la obra. La tira va a apuntalar la franja de La Sexta frente a los informativos. Sin embargo está al caer otra baja en La 1, la de Fuera de lugar. Ni el buen trabajo de Lola Herrera y José Luis García Pérez salvan el escollo de la pinza CSI-Mata (drama-comedia consolidados). Tras la precipitada baja de Plan América, si TVE no tiene paciencia, cada programa que coloque en la noche lunes será como llevarlo al matadero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios