El parqué

Pablo Cumella

Tocaba rebotar

EL Íbex 35 recuperó ayer posiciones tras el fuerte tropiezo de la víspera, y las órdenes de compra terminaron por imponer su ley en la bolsa española a pesar de que las noticias económicas vayan de mal en peor. El selectivo recuperó un 1,22%, hasta los 11.287 puntos, a pesar de que, a este lado de la frontera, hubo pésimas novedades en el sector aéreo, inmobiliario y automovilístico.

Al anuncio del plan de ajuste de Spanair, que supondrá 1.100 despidos, y a la suspensión de pagos de las filiales de Martinsa-Fadesa, se sumó la constatación de que la venta de coches sigue su caída en picado: en los quince primeros días de julio las matriculaciones cayeron un 23%. Al otro lado del Atlántico, se publico el dato de IPC en Estados Unidos durante el mes de junio: subió un 1,1% para escalar al 5%, la tasa más alta desde 1991.

También rebotaron el resto de las bolsas europeas: el CAC 40 parisino un 1,26%; el DAX alemán otro 1,21 %. El FTSE 100 inglés, por su parte, limitó las pérdidas al 0,41%.

Sólo cuatro valores del Íbex acabaron en rojo: Repsol, que cedió un 2,23% (21,5 euros), Técnicas Reunidas, con un recorte del 1,73 % (hasta 45,2 euros), Gamesa (0,54%, hasta 31,2) y OHL (19,5 euros, -0,15%)

En el polo opuesto, Iberia, ajena a los problemas de Spanair y beneficiada por la momentánea relajación en los precios del crudo, registró la mayor subida de la jornada, del 10%. Le siguió Unión Fenosa, con un avance del 5,42%, en línea con el resto de valores energéticos excepto Repsol.

La banca y el sector del ladrillo recuperaron el aliento tras el batacazo de la víspera, con avances del 2,75% para Bankinter (cerró a 5,97 euros), del 0,91% para Santander (11 euros) o del 1,35% para BBVA (11,2). Popular, el más castigado por el concurso de Martinsa, acabó a 6,8 euros (1,49%).

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios