Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Toda la Liga, a una sola bala

Veinticuatro años después de su noche más dolorosa, el Barça vuelve a jugársela en el mismo escenario

TODO o nada, no va más, la Liga se juega a partir de las nueve en Nervión. Tantas carreras, tantas patadas y tantos goles para que la cosa se libre en una sola noche, la de hoy en el coliseo de Dato. Teniendo en cuenta que el papel a desempeñar por Athletic Club en el rodeo de la Castellana se auspicia meramente testimonial, un trámite a cumplir sin apenas futuro, la Liga 2009-2010 se juega a una sola bala en Nervión. ¿Y quién se juega más? El reaparecido Del Nido afirma que es el Sevilla por la sencilla circunstancia de que el Barça ya ganó mucho, pero no parece que sea sí, pues de ganar nadie se cansa y más aún si se beneficia al rival eterno.

Tras una carrera como la que han librado los dos colosos, llegar a la penúltima etapa como si fuera la última debe dar hambre. Pero es que también el Sevilla la tiene y resulta que ya en este mismo curso el equipo sevillista le birló al Barça la posibilidad de lograr un título. Ítem más, en este rodeo conocido como estadio Ramón Sánchez-Pizjuán vivió el Barça la página más triste de su historia. Antier se cumplieron veinticuatro años de la dolorosa derrota ante el Steaua rumano para privar a los azulgrana de hacerse con su primera Copa de Europa, un logro del que nadie dudaba. En cambio, de que el Barça vaya a ganar esta noche sí que dudamos muchos.

El Sevilla, a pesar de su recital de goles ante el depauperado Racing, no está jugando bien. Sin embargo, como demostró junto al Cantábrico, tiene una pegada considerable; una pegada capaz de hacerle doblar la rodilla a cualquiera, incluso a este Barça que se juega en noventa minutos un curso en que demostró ser el mejor de todos, también que ese Real Madrid que va a adelantarlo como no sea capaz de salir vivo de Nervión. No tengo favorito para el duelo de esta noche, ya que aunque ni Barça ni Sevilla viven su momento mejor, ambos llegan con hambre a esta finalísima que puede, como ocurre en el Tour, dejar en mero trámite la llegada al Parque de los Príncipes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios