desde mi córner

Luis Carlos Peris

Toda racha suele tener su lógica

En los dientes de sierra de cualquier equipo influyen datos objetivos y en el Betis no podía ser de otra manera

TODO en el amplio abanico que proporciona la vida posee una lógica que sea capaz de motorizar dentro de la normalidad y el fútbol no podía quedar al margen. Con una tremenda carga de azar como todo juego que se precie, el fútbol también tiene su lógica y mediante esa lógica se explica por qué los equipos tienen sus rachas. En unos son más acentuadas que en otros y los dientes de sierra se acusan más en aquellos grupos en que la lógica se orilla para darle paso a las genialidades o ataques de entrenador. También, por supuesto, en los bajones influyen tanto la curva que siempre asoma en el apartado físico como las lesiones.

Yendo de lleno a lo que nos coge más a mano, así como en el Sevilla la racha acusadamente negativa tenía poca explicación, aparte de la falta de puntería, la que el Betis sufrió puede achacarse a cuestiones muy diversas, pero con el denominador común de los continuos cambios en la alineación. Cambios que algunas veces fueron por causa mayor, léase lesiones o sanciones, y en otras por esas rotaciones a que tan dados son algunos entrenadores. Rotaciones que muchas veces fueron por unas decisiones del técnico que sonaron a caprichosas; al menos así parecieron desde fuera del cerrado mundo que es siempre un vestuario de futbolistas.

Después del enorme contratiempo que supuso el doble fracaso ante Granada y Mallorca, el equipo ha salido a flote con dos buenos partidos ante el espléndido Athletic Club y en La Romareda frente a un Zaragoza que recuerda una barbaridad, en los despachos y en la hierba, al Betis que fue salvado por los suyos cierto 15-J de fausta memoria. La entrada de Fabricio, Nelson y Paulao le ha dado al sistema defensivo una solvencia que no tenía, pero también incide en el subidón del equipo que delante juegan los que tienen que jugar, sobre todo en el centro del campo, donde Beñat y Salva Sevilla nunca deben faltar si no es por causa mayor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios