Alto y claro

Torrijos y la mujer del César

AUN a riesgo de incurrir en un supuesto de incompatibilidad porque, según Maribel Montaño, todos los que aun habiendo sido bautizados sin uso de razón somos socios de la Iglesia -supongo que ella también, salvo que haya abjurado tras recibir el sacramento bautismal-y podríamos tener la condición de interesados en vez de neutrales en el tema de las subvenciones municipales, quiero referirme a la polémica que enfrenta a PP e IU. Recuerden que el PP de Zoido acusa a la IU de Torrijos de haber favorecido con el 60% de las subvenciones destinadas a entidades a una organización denominada Cedespaz, de la que son socios el ex edil Silva y el gerente de la Fundación DeSevilla (controlada por IU), Miguel López Adán. Torrijos se defiende con el argumento de que también hay comunistas en, por ejemplo, CCOO, y no por ello el Ayuntamiento u otras instituciones dejan de firmar acuerdos o de conceder subvenciones a ese sindicato, como a la UGT, donde se inscriben los afines al PSOE , el partido del alcalde. Haciendo abstracción del exceso subvencionador (le dio el 60% del presupuesto), la tesis del primer teniente de alcalde sería admisible con reparos, pero más importante aún que la cuantía de la subvención y de sus destinatarios es la forma en que la otorgó. El dinero para las ayudas estaba disponible desde enero de 2008, pero las bases para concederlas no se aprobaron hasta septiembre. La normativa obliga a que los requisitos se publiquen en diario oficial y a que las entidades aspirantes estén inscritas en el Registro Municipal. Pasó octubre y las bases no se publicaron; pasó noviembre, y tampoco; y llegó diciembre. Fue el 4 de diciembre cuando Cedespaz se inscribió en el Registro Municipal, y el día 29 la delegación de Torrijos le asignó el grueso del dinero sin que la convocatoria se publicara en Boletín Oficial. Ya saben, los boletines son lentos, y con la excusa de que se trataba de una mera transferencia y de que ya no daba tiempo, la delegación logró que la Intervención trocara el trámite del BOP por la web municipal y medios locales. Todo puede ser un cúmulo de casualidades, pero Torrijos, que no nació ayer, debe aplicarse el dicho sobre la mujer del César: además de ser honesto hay que parecerlo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios