Ayer ya se podían ver muchos balcones de la ciudad engalanados con las clásicas colgaduras, y es que cada año son más los que recuperan esta antigua tradición. Incluso en este edificio de Puente y Pellón, esquina a la Encarnación, también cuelgan las simbólicas palmas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios