El parqué

Pablo Cumella

Tranquilidad relativa

LAS bolsas europeas estrenaron la semana con ganancias a pesar de la indefinición en la apertura de Wall Street, que tuvo que digerir una rebaja de la recomendación de Citigroup y las sombrías palabras del ex presidente de la Fed, Alan Greenspan, sobre la marcha de la economía estadounidense.

El dato de ventas de viviendas de segunda mano, malo pero mejor de lo esperado, llevó los números verdes al mercado estadounidense pero, para entonces, las bolsas europeas ya se habían decantado por las ganancias. Al cierre, el Íbex 35 recuperó un 1,07 por ciento, hasta 13.156,60 puntos, con la banca ocupando las primeras posiciones del selectivo. No fue la única novedad: la volatilidad brilló por su ausencia, algo inédito en las últimas sesiones. Las subidas del Íbex fueron superadas por las del resto de plazas europeas. El selectivo parisino mejoró un 1,96 por ciento, el de Londres, un 1,89 por ciento y el de Fránfort, un 1,12 por ciento. De vuelta al parqué madrileño. Colonial se resarció, en parte, de los castigos registrados la pasada semana por el retraso en el lanzamiento de la esperada opa de un fondo de inversión de Dubai y registró la mayor subida de la sesión, del 4,32 por ciento. Le siguió Sacyr Vallehermoso, con un rebote del 3,35 por ciento. Buen inicio de semana también para el sector bancario.

Banco Popular mejoró un 2,64 por ciento; Banesto, un 2,58 por ciento, mientras que Santander subió un 2,3 por ciento. Los títulos de BBVA se anotaron una ganancia del 1,55 por ciento, mientras que Bankinter repuntó un 1,44 por ciento el día en el que el Banco de España autorizó a Jaime Botín a elevar su participación en la entidad al 24,99 por ciento, por debajo del 29,99 por ciento de Credit Agricole. En el sector energético, Repsol y Endesa escaparon de los recortes, con mejoras del 2,37 y el 0,91 por ciento, respectivamente.

Iberdrola cerró como farolillo rojo de la sesión, con un recorte del 1,63 por ciento, en el día en el que el presidente de ACS anunció que retrasará cualquier decisión sobre la eléctrica hasta después de las elecciones. Los títulos de ACS acabaron casi planos, con un avance del 0,06 por ciento, tras anunciar una mejora del beneficio superior al 24 por ciento en 2007.

Telefónica abrirá hoy la jornada en 19,28 euros tras revalorizarse un 1,47 por ciento, en una sesión en la que el euro cambió a 1,483 dólares y en la que el barril de petróleo se situó cerca de los 98 dólares y, apuntando otra vez, sin ningún miramiento a la descorazonadora barrera de los cien dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios