PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Trasplantes y liposucciones

PARA estrenarse en el trasplante de cara, el Hospital Virgen del Rocío ya tiene un paciente en lista de espera: la Junta de Andalucía. Y Griñán, como tutor de la criatura, cuando pase el sarampión electoral de hoy, quiere una oferta de 2x1. Aprovechar la entrada en el quirófano para que también le hagan la liposucción. Fácil le sería montar un comité ético que apruebe ambas intervenciones. Sólo requiere una condición: que los convocados le dijeran lo que piensan y perdieran el miedo a las represalias gubernamentales. Griñán es persona inteligente y sabe cuánto hay de razón en lo que no suelen comentarle a quien domina los resortes del poder. Ese comité virtual le daría ánimos para apuntalar la valentía de aplicarle la perestroika al régimen que preside.

La reducción de direcciones generales que ordenó hace escasos días ha tenido la cualidad de globo sonda sobre el eco que dichos recortes genera dentro y fuera de la Administración autonómica. Ya pasaría Griñán con letras grandes a la historia andaluza con sólo cumplir su promesa de adelgazar la Junta para transferir competencias y recursos a los ayuntamientos, asfixiados por el agravio comparativo en el reparto presupuestario y por la presión ciudadana en demanda de más servicios y equipamientos. Valor requiere para aguantar el posoperatorio. Porque la Junta es la gran empresa de colocación. Por partida doble: o con un puesto dentro o con el trato de favor para montarte en el euro mediante la asignación de contratos. Y desmontar eso es abrir la caja de los truenos y quedar sometido al cabreo de quienes ventilan los trapos sucios cuando peligra su chollo.

Las arrugas del tiempo dirán si la convicción ética se queda sólo en cirugía estética. Reequilibrar el reparto del poder desde el poder que gana elecciones para fortalecer aquél en el que sí se sufren reveses, indicaría una manera de gobernar a largo plazo en favor de los intereses generales y no a corto plazo en función de los del partido.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios