Editorial

Trasplantes salvadores

EL balance del año 2009 ratifica la buena salud del sistema de trasplantes de órganos que funciona eficazmente en Andalucía desde hace años. En los doce meses recién transcurridos se han realizado en la comunidad autónoma 667 trasplantes de órganos procedentes de 292 donaciones. La cifra supone un nuevo récord del sistema sanitario andaluz, encabezado por el Hospital Reina Sofía, de Córdoba, y el Virgen de las Nieves, de Granada. El perfil del donante ha experimentado algunos cambios desde el inicio de esta extraordinaria práctica quirúrgica que permite salvar vidas condenadas hasta hace poco tiempo. Por un lado, ha disminuido considerablemente el número de donantes fallecidos en accidentes de tráfico (hasta un 53% en tres años), la única consecuencia negativa de la mejora experimentada por la siniestralidad vial derivada de la mayor conciencia social y de las medidas jurídicas y prácticas adoptadas por las autoridades del Ministerio del Interior. Por otro, y en relación con la misma causa, los donantes son cada vez personas de más edad, lo cual dificulta la realización exitosa de los trasplantes, ya que los órganos se encuentran en peores condiciones que los donados por individuos más jóvenes. En tercer lugar, ha aumentado la donación de familiares en vida que prescinden de algunos de sus órganos para curar y dar vida a alguno de sus seres queridos víctimas de una enfermedad. La realidad presenta también, no obstante, una dimensión negativa: actualmente hay 850 andaluces en lista de espera para recibir un trasplante, especialmente de riñón e hígado, para los cuales la situación continúa siendo dramática, ya que cada día que pasa sin ser llamados a la intervención disminuyen sus posibilidades reales de vivir. Los medios materiales y humanos de que se dispone se mantienen con generosidad y alto grado de eficiencia, pero siguen faltando donaciones. Ello quiere decir que la sociedad andaluza, que ocupa una posición elevada entre las comunidades autónomas por su número de trasplantes, no debe bajar la guardia. Hace falta aún más conciencia de la necesidad de donar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios