La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Triana por Castilleja, inenarrable

Coloca, niño, la cejilla en el cuatro por medio que no sé qué tiene Triana cuando Triana se va. Se va al Rocío, claro, ¿dónde si no va a irse Triana? Bueno, pues bien tempranito, misa de romeros en Evangelista y carretera y manta, que a ver quién me habrá quitado la manta que anoche dormí en el suelo. Hoy se viste de verde y oro rociero el arrabal y guarda para que Castilla sea una especie de rociero cordón umbilical entre la ciudad y el campo, entre el Altozano y esa Cuesta del Caracol que se hace antesala de la gloria. Y es que la gloria, en este miércoles previo a Pentecostés, la gloria se instala en la calle Real de Castilleja, la arteria del pueblo más rociero. Si será rociera Castilleja de la Cuesta que ni falta le hace tener hermandad para demostrar su fervor a la Blanca Paloma. Tiene a Triana, para qué más, y hoy Triana pasa por Castilleja, no se lo pierda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios