la otra tele

Hyde /

Triple A

COMO ocurre con las calificaciones de riesgo de esas agencias que se dedican a poner nota y especular con la deuda de los países, ese triunvirato de pérfidas firmas yankees que bien podrían ser el Spectra ideado por Fleming, el SD-6 o cualquiera de la Alianza de los Doce de Alias, cada cierto tiempo hay que revisar la solvencia de una serie. El examen llega con cada nueva temporada, y lo mismo que algunas obras se exponen a perder la máxima nota, otras mejoran con el tiempo. De momento, tras el regreso con su tercera y cuarta temporadas, respectivamente, nada hace pensar que Justified (foto) y Southland pierdan este año su triple A. No estamos sólo ante los dos mejores policiacos, tan distintos y tan parecidos, del momento. También ante dos de las mejores series actuales, a pesar de contar con la desventaja de pertenecer a un género mil veces manido. De Justified y su sensacional segunda temporada se han agotado los elogios. Así que la duda era ver si mantenía el nivel tras la salida forzosa de la Mags Bennett de Margo Martindale, que compuso el año pasado una mala antológica, digna del Salón de la Fama. Por el momento lo hace, y parece que en esta edición será a costa de introducir varios enemigos a Raylan Givens. Hay que reconocerle a Timothy Olyphant, protagonista y coproductor, una gran vista. Su generosidad, dando juego a tantos personajes y buenos intérpretes -no todas las estrellas televisivas están por esa labor- ha redundado en su beneficio. Y lo que era una serie peculiar se ha convertido en un producto excelente, con Walton Goggins de espectacular escudero. De Justified se puede decir además que cuenta con los mejores y más afilados diálogos de la tele, obra y gracia del veterano Graham Yost y del escritor Elmore Leonard, en cuya novela se basa esta serie. También que sirve unos momentos de violencia, o quizás de expectativa de violencia, que provocan hipertensión. Sus creadores han sido muy hábiles a la hora de hacer vulnerable a Givens, más duro que el pedernal pero ahora con un flanco débil terrible: su futura paternidad. En cuanto a Southland, esta serie coral también cuenta con un casting muy, muy efectivo. Cada vez gana más peso Shawn Hatosy, aunque Cudlitz siempre está convincente. Este año incorporan además a la otrora estrella, ahora un pelín pasada de moda, Lucy Liu (su personaje es bastante autoparódico) y a Lou Diamond Phillips como invitado. Sigue siendo la mejor heredera de The Shield.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios