Sueños esféricos

Juan Antonio Solís

De Turín a San Sebastián

CREO que este Sevilla se ha generado, él mismo, unas exigencias para las que no está preparado. ¿Y cómo es posible? Cualquier aficionado al fútbol, sevillista o no, sabe que la plantilla de Emery, pese a su récord de puntos en la primera vuelta, está a una galaxia de la que ganó cinco títulos en quince meses. También es inferior a la que levantó la Copa en Barcelona en 2010. No era ni de lejos el mejor equipo de la pasada Liga Europa. De hecho, el Valencia fue mejor que él en los 180 minutos de la semifinal. Pero hablamos de fútbol. De lo contrario a la ciencia.

Si Mbia no hubiera emergido en aquel cabezazo y el Valencia hubiera jugado la final ante el Benfica con el carácter y la competitividad que lo hizo el Sevilla, para proclamarse justo campeón, ¿alguien hubiera apostado por la marcha en verano de su gran estrella, como ha pasado con Rakitic? ¿Alguien en su sano juicio hubiera pensado que el mejor defensa valencianista, por la pasta, hubiera dejado tirado al club que soportó con paciencia y estoicismo decenas de fallos pueriles hasta que se convirtió en un bastión, como ocurrió con Fazio?

Negredo se despidió de Nervión en 2013 haciéndole cuatro goles al Valencia. Este Sevilla que cada verano vende a sus mejores activos no pudo retener a su goleador, que marchó por el magnetismo de las libras. Y hoy, miren por dónde, juega para el Valencia, que sí ha sido capaz de pagarle la soldada que los sevillistas no pueden.

Este Sevilla, marcado además por una planificación defectuosa, es lo que es. Con el portero y la zaga que ayer salió en Anoeta. Con sólo dos centrales realmente fiables. Con un cerebro, Banega, sin sitio en el Valencia. Otra vez el Valencia. Y todavía hay quien le exige quedar por encima del carísimo equipo de Lim. Visto lo de ayer y la visita del Atlético tras la batalla en Alemania, todo puede ser Liga Europa en el horizonte. Lo que debe ser. Parece parida para este club.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios