desde mi córner

Luis Carlos Peris

Único ensayo general con todo

Aunque resulte un contrasentido, el calendario obliga a que el campeón no haga una preparación adecuada

ÚNICO ensayo general con todo y va a ser con un sparring a modo, contra una selección que anda por los más recónditos rincones del escalafón. Sólo una vez colisionamos con China y fue en Salamanca hace casi veinte años. Dicen que los chinos han entrado de lleno en la globalización y que eso les ha hecho mejorar. Eso y, por supuesto, la presencia de un seleccionador del peso específico y el prestigio de José Antonio Camacho. Seguro que sus enseñanzas estarán dejando honda huella en el fútbol chino, pero, a pesar de ello, no veo a China como banco de pruebas del que sacar consecuencias mínimamente rigurosas.

Pero menos da una piedra y demos gracias a que en el desquiciado calendario que soporta nuestro fútbol se haya encontrado un hueco donde colocar este ensayo único. Al menos un ensayo para que Vicente del Bosque pueda calibrar cómo llegan los futbolistas que jugaron la final de Copa y también intentar ensamblar el bloque. Esto último no debe presentar complicaciones porque todos se conocen a la perfección y hasta son capaces de jugar de oído. La inmensa mayoría viene de haber compartido innumerables batallas donde el éxito ha sido habitual compañero de viaje, pero un tiempo de laboratorio mayor no le hubiera venido nada mal a la causa.

Seguro que esta noche va a mostrar Vicente del Bosque sus cartas, qué tiene pensado para la sección de proyectos y para la de definición, si va a jugar con extremos o por los extremos, que suena parecido, pero que no es lo mismo. Después de esto de hoy con los chinos, tiempo de laboratorio íntimo y sólo una semana, que Italia, ni más ni menos, nos espera el próximo domingo a las seis en todos los relojes de Gdansk. Qué diferencia de esto con aquello del 62 en que Helenio Herrera concentró a treinta futbolistas durante cuarenta días en Algorta. Ni tanto como aquello ni tan poco como esto, pero ojalá sean los resultados como esos a que nos tienen acostumbrados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios