elecciones generales En frases

R. Pareja

Unidos Podemos se queda anclado

La formación morada no cobra el impulso previsto con su coalición con IU y ambos suman los mismos escaños que por separado el 20-D

Eran las nueve de la noche y Alberto Garzón, el flamante socio de Pablo Iglesias, daba muestras de euforia celebrando que las encuestas a pie de urna colocaban al "bloque progresista" (Unidos Podemos y PSOE) con opciones de alcanzar la mayoría absoluta. Hora y pico después llegaba el golpe de realidad, que ha dejado a Podemos como estaba, con 71 escaños (los 69 que obtuvo en las elecciones generales del 20 de diciembre más los dos de IU) en el Congreso, un resultado idéntico al de esos comicios. Un éxito entonces, un tropezón hoy.

Unidos Podemos tenía unas expectativas muy altas, alimentadas por el propio Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que también saludaba al sorpasso en su último sondeo preelectoral. "Los resultados no son satisfactorios, es el momento de reflexionar", afirmaba anoche un cariacontecido Iglesias, con cinco millones de votos en el zurrón, menos de los que obtuvo en diciembre en solitario. ¿Y dónde están los 900.000 de IU?

El sorpasso soñado se quedó reducido a Euskadi y en Cataluña mantuvo su hegemonía pese a los últimos vaivenes sobre la opción del referéndum, una línea roja de la negociación con Podemos a la que Iglesias le puso el interruptor en campaña.

No fue óbice para que En Comú Podem, la candidatura de confluencia integrada por Podemos, Barcelona en Comú, ICV y EUiA y liderada por Xavier Domènech, repitiera victoria en Cataluña. El reparto de escaños apenas sufre variación respecto al 20-D. Vuelve a ser la primera fuerza, con 12 diputados, por delante de ERC, que mantiene el estandarte de las fuerzas secesionistas.

La pujanza en Euskadi también ha sido corroborada. La formación de los círculos se alza con seis escaños y asesta un golpe moral importante al PNV, ya que no sólo le supera en votos, como sucedió en diciembre, sino que le saca un diputado de diferencia (el PNV baja de 6 a 5). Los morados han ganado en los tres territorios vascos, tras arrebatar también el primer puesto al PNV en Vizcaya, feudo que había conservado el 20-D. En Guipúzcoa se repiten los resultados de esos comicios precedentes, y Podemos conserva sus dos diputados. Permanece como primera fuerza política en Álava, al conseguir el mayor número de votos y porcentaje.

Unidos Podemos alcanza los 11 escaños en Andalucía con un apoyo del 18,64 % merced a la suma de Izquierda Unida y Podemos, que obtuvo 10 diputados el 20-D.

La coalición de Compromís y Podemos, que se ha reeditado para estos comicios ampliada a Esquerra Unida bajo la marcaA la Valenciana y que aspiraba a disputar la hegemonía al PP, se ha tenido que conformar de nuevo con la segunda posición y el mismo número de escaños que en diciembre: nueve.

El estancamiento de la coalición también se refleja en los ayuntamientos del cambio, donde han empeorado los resultados que, por separado, obtuvieron Podemos e IU el 20 de diciembre. Sólo consigue mantener el tipo en Barcelona, pero en los demás consistorios importantes en los que gobiernan -como Madrid, Cádiz, Zaragoza o La Coruña- la coalición no le sale rentable y, en cambio, sube el porcentaje de votantes del PP y de los socialistas.

"He escrito un mensaje a Pedro Sánchez y de momento no he tenido respuesta", decía anoche Iglesias, que ha sido golpeado por las expectativas de una unidad de acción con Garzón que parecía que iba a darle alas, pero sólo le ha puesto plomo. Hoy dará la cara su número dos, Íñigo Errejón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios