BREVIARIO

Alejandro V. Garcia

Valores y doctrinas

AL contrario de lo que ahora se dice, no creo que a los objetores contra Educación para la Ciudadanía les preocupara exclusivamente el hipotético contenido "doctrinario" inoculado por el PSOE en la asignatura. Más bien, lo que cuestionaban, y lo que ha resuelto el Supremo, es la potestad del Gobierno para incluir en los planes educativos básicos una materia común dedicada a divulgar los valores cívicos. Y eso, como ha dictaminado el tribunal, no es cuestionable. Si la asignatura contiene dogmas ideológicos espurios (que no es lo mismo que doctrina constitucional) denúnciense caso a caso. A mí me molestaría tanto que mi hijo fuera instruido en el colegio con credos políticos sectarios que con credos religiosos.

Comprendo, no obstante, la preocupación sincera de muchos padres, pero en la oposición a EpC late un trasfondo político evidente: poner en entredicho la capacidad de este Gobierno para divulgar en las escuelas o transmitir en las leyes los valores comunes (laicos) de la ciudadanía. La sentencia del Supremo es muy importante, pues además de verificar la competencia del Ejecutivo desmonta uno de los postulados más preciosos de un movimiento más político que moral que ha experimentado, con la anuencia del PP, una inquietante proyección.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios