Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Veintiún puntos, un aval incuestionable

VEINTIÚN puntos es la distancia que separa a Sevilla y Real Sociedad en la tabla. Una diferencia considerable, pero que sólo funciona a título informativo en la seguridad de que Anoeta no será plaza fácil así que sea mediodía junto a la Concha. Veintiún puntos y la ausencia de Carlos Vela podrían ser argumentos para considerar el pleito como pan comido, pero me da que la tropa de Unai tendrá que subir de nivel para traerse el botín.

¿Subir de nivel? Sí, subir de nivel, ya que nadie podrá negar que el equipo atesora más puntos que juego, mejor saldo que fútbol. Los últimos exámenes, exceptuando el que tuvo como referencia el muy vulnerable Córdoba, los ha sacado adelante el Sevilla con un aprobadillo raspado, poca cosa. En Anoeta, y aunque la Real no termina de encontrarse consigo misma, habrá de sacar más de sí mismo el grupo de Unai, pues no conviene obviar qué hizo la Real con los grandes.

Barcelona, Atlético y Madrid cayeron con armas y bagaje allí y eso es para tentarse la ropa a la hora de salir a escena. También hay que considerar cómo el resto de cuantos conforman la Liga salieron de allí no sólo por su pie, sino con gran parte del botín. Tiene el Sevilla que manejarse en el fiel de la balanza y saltar a la hierba easonense con la guardia alta y el convencimiento de que por mucho que se juegue esta semana, no caben ni distraerse ni escatimar esfuerzos.

En este vértigo de fútbol a todas horas, el Sevilla tiene mucho que ganar y que perder. Anoeta es una plaza que en la normalidad debe ser asequible para este equipo que Unai exprime con tanta maña. Lo último fue cómo hizo que las lanzas virulentas se volvieran cañas cuando el sustituto del gran ídolo gestó el triunfo ante el Gladbach. La que le hubiera caído al vasco si el mordido tiro de Iborra no acaba en la red. En fin que veintiún puntos son muchos y hay que hacerlos valer.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios