Pisando área

Jesús Alba

Ventanas por basamento

COMO en la construcción de un edificio, en un proyecto de fútbol cada pieza tiene su función. El entrenador es un pilar, pero no puede cumplir la suya -sustentar los techos- sin una cimentación, una infraestructua, que en lenguaje de arquitectos, aparejadores y peritos no es tener una ciudad deportiva con gimnasio, sino una estructura enterrada, es decir, lo que no se ve.

En el edificio que ha construido el Sevilla de unos años a esta parte hay piezas accesorias que están cumpliendo un papel que no les corresponde. Hay, por poner un ejemplo, ventanas colocadas como cimientos en vez de dar luz y no dejar pasar el frío o el agua. Estos errores sí son achacables a Del Nido y a Monchi, quienes se han ganado no hace mucho, cual Norman Foster, valiosos premios por sus sensacionales construcciones. Pero los fichajes ya no tanto. Al menos directamente. De forma indirecta sí por dar a un experto en parabólicas funciones de secretario técnico y carta blanca con los dineros. Porque si en los últimos años Monchi viaja siempre con el primer equipo y ve los partidos de casa, díganme quién ficha en el Sevilla.

Basta el ejercicio de hacer coincidir esa línea que rompe en desaciertos los aciertos de los fichajes con la llegada de Víctor Orta, quien tuvo además la suerte de cumplir contrato en plena explosión de Perotti, que sí es verdad que fue una buena inversión, magnífica. Saberse las páginas amarillas de memoria está bien para programas de niños prodigio, pero tiene poca utilidad. Su antecesor en el cargo, desde hace un par de años trabajando para la selección campeona del mundo, quizá era menos mediático, pero demostró ser muchísimo más efectivo. Como Orta ahora, iba a los Sudamericanos sub 20 a traer Danieles y Adrianos. Futbolistas como Kone, Negredo o Zokora, que multiplican por 10 los costes de los anteriores, se ven en Gol TV. Las parabólicas y las bases de datos son ventanas y muy bonitas. El basamento y los cimientos son otra cosa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios