PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Verde, blanca y con jueces

LOS colores verde y blanco se hacen hoy más presentes a propósito del Día de Andalucía. Pero las campañas electorales, con las caravanas de candidatos aquí y acullá, no están predicando con el ejemplo de la sostenibilidad. Podrían haber reemplazado algunos mitines por la convocatoria abierta a militantes y simpatizantes para plantar especies forestales autóctonas de la geografía andaluza, repartiendo información práctica sobre cómo hacerlo y cómo cuidarlas. Si hablan tanto del cambio climático, de las excesivas emisiones de dióxido de carbono y de los centenares de millones de árboles que prometen plantar aunque sea imposible su cumplimiento, como mínimo deberían compensar la huella ecológica del gasto energético de sus idas y venidas por la comunidad en busca del voto.

Andalucía ha de afanarse en ser a diario más verde, blanca y verde. Y la blancura se logra mayormente desde el poder judicial, el peor dotado en personal y medios porque es el más independiente y sus presupuestos dependen de quien controla el poder ejecutivo y legislativo. Blancura contra el blanqueo y la corrupción en los casos mediáticos, pero también para solventar con rapidez los mil y un asuntos penales o civiles que se suscitan en la vida cotidiana. El decano de los abogados en Sevilla, José Joaquín Gallardo, calificó ayer de nuevo como "calamitosa" la situación en los juzgados. El decano de los jueces, Federico Jiménez Ballester, cifra en 30 el número de nuevos juzgados que faltan en Sevilla y provincia. No es un problema corporativista, es una de las deudas históricas que tenemos contraída con nosotros mismos para ser una sociedad justa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios