Desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Veremos al genuino Sevilla?

Es un bolo veraniego, pero bueno sería que, como pregona Jiménez, el equipo dé su dimensión en Cádiz

DICE casi a diario Manolo Jiménez que el Carranza será el banco de pruebas en que verificar el estado del Sevilla. Hasta ahora, el Sevilla no ha convencido a nadie, pero es que era demasiado pronto y casi siempre colisionó con equipos que llegaban a la cita más rodados, sin que chirriasen los cojinetes. La Peace Cup que se vendía desde el club con tanta carga ilusionante cogió demasiado pronto al equipo, lo de Coria ante el Lyon no fue una prueba fiable y en Palermo tampoco se acercó el Sevilla a la cota esperada y, además, no estuvo en ninguna de estas citas la gran referencia del grupo, el malí Kanoute.

Y con su artillería pesada afrontará el Sevilla ese Carranza que el propio manijero calificó de punto de arranque para el curso. Es, precisamente, con el rival que le tocó para abrir la Liga, lo que da una sobredosis de choques con los valencianistas. Un compromiso de fuste, pero en el que ya no caben excusas. De lo que el Sevilla demuestre esta noche junto a la bahía podrán deducirse conclusiones que deben acercarnos a la realidad del equipo. Por supuesto que no es más que un partido de pretemporada y que la verdad llega el 30 en Mestalla, pero no salir con bien del torneo gaditano no sería bueno para nadie y más aún para un técnico que necesita recuperar crédito.

José María del Nido era un joven directivo, con el poco protagonismo de todo recién llegado y recordará que su presidente de entonces, Luis Cuervas, destituyó a un entrenador por un fracaso en Cádiz. Esto no quiere decir que vaya a pasarle a Jiménez lo mismo que le ocurrió a Jock Wallace, pero sí puede ser esto un aviso para navegantes y encallar en la bahía podría propiciar un caldo de cultivo ciertamente peligroso. Lo dijo el propio Jiménez y no cabe la menor duda de que todo lo que no sea así será malo para la buena marcha del negocio. En el Carranza se verá al verdadero Sevilla, dijo el controvertido entrenador. Ojalá ese Sevilla que se vea en Cádiz merezca la pena.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios