El parqué

Pablo Cumella

Victoria mínima

EL Íbex 35 batalló durante toda la sesión de ayer para mantener el nivel de los 14.000 puntos, y lo consiguió por la mínima. De hecho, el selectivo cerró en los 14.016,4 enteros, tras ceder un 0,27%, en una jornada marcada por un reguero de resultados empresariales y un dato de inflación malo en su evolución mensual, pero esperanzador en la interanual -se contrajo tres décimas en abril-. El FTSE 100 londinense acompañó en las pérdidas al índice español, al caer un 0,14%, mientras que el DAX de Fráncfort y el CAC 40 parisino se descolgaron con ganancias del 0,34% y el 0,45%.

De vuelta al parqué nacional, BME se apuntó la mayor subida del Íbex 35, y sus acciones se revalorizaron un 1,74%. Le siguieron Mapfre y Telefónica, que mejoraron un 1,72% y un 1%, respectivamente.

En el sector energético, Endesa ascendió en la misma proporción que la compañía que preside César Alierta. Iberdrola, por su parte, avanzó un 0,94%, y Repsol YPF se dejó un 0,68%, pese a registrar en marzo un beneficio de 1.200 millones de euros, un 36,5% más.

En cuanto al ámbito de la construcción, Sacyr repuntó un 1,19%, en contraste con Acciona, cuyos títulos experimentaron la mayor caída del Íbex, con un 1,74%. Ferrovial acabó en tablas, antes de conocerse que sus resultados trimestrales bajaron un 82,5%.

Deutsche Bank advirtió ayer que lo peor está por llegar para la banca española -más morosidad y problemas de liquidez-, de modo que los dos grandes acabaron con pérdidas: del 0,57% para el Santander y del 0,07% para el BBVA. El Sabadell y el Popular también terminaron en rojo, frente a Bankinter y Banesto, que cerraron con alzas.

En el mercado de divisas, el euro se cambió a 1,5473 dólares, y en el de petróleo, el barril de Brent, de referencia en Europa, cotizó a 124,51 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios