PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Y Viera hace de presentador

EL 16 de febrero de 2004, cuando al frente de la Consejería de Empleo estaba José Antonio Viera, su director general, Francisco Javier Guerrero, concedió tres ayudas de 450.000 euros cada una a empresas fantasma creadas por el chófer de Guerrero a instancias de su jefe. Toda España está informada de las repugnantes triquiñuelas de esa corrupción, favorecida porque la Administración autonómica no controlaba en qué se utilizaban muchas subvenciones. Mientras el tema era ayer el cachondeo nacional, quien era entonces el principal responsable político de esa Consejería donde se regalaba el dinero, José Antonio Viera, presentaba ayer, en su calidad de secretario provincial del PSOE en Sevilla, a Alfredo Pérez Rubalcaba en el acto de precampaña del ex vicepresidente para ser el nuevo líder orgánico del PSOE. Vaya papelón. El futuro nace muerto cuando queda enmarcado por un pasado tan bochornoso.

El 22 de abril de 2004, tras las elecciones del 14-M, Viera dejó de ser consejero porque fue nombrado delegado del Gobierno en Andalucía. Ahora es diputado al Congreso, lo que le blinda de un más que probable requerimiento por parte de la juez Alaya en el escándalo de los ERE. Cuando le llamen, el caso dejará de tramitarse en Sevilla y pasará al Tribunal Supremo. Por eso Viera fue incluido en la lista electoral del 20-N. En el PSOE tenían claro que con los falsos prejubilados y los falsos empresarios, su cartel político estaba achicharrado, en el mejor de los casos sólo por responsabilidad in vigilando.

Y Viera, para exculparse, dirá que ignoraba las fechorías de Guerrero, que no se enteraba de nada. Y con ese bagaje de inutilidad, aun así se atreverá a dar lecciones de progresismo y de ejemplaridad democrática. Como hizo cuando se reveló el pufo del clan socialista de los Rosendo con los millones que le concedió para sus empresas de la Sierra Norte desde la Consejería de Empleo, estando contratada en una de ellas su propia hija, Sonia Viera. Vaya papelón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios