PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Violencia de madres

EN casa pega el hombre. En el colegio pega la madre. Funesto reparto de la violencia, siempre injustificable se le llame doméstica o escolar. Las familias que no se soportan a sí mismas tienden a proyectar sus iras en el prójimo, y qué mejor diana que los profesores, a los que niegan autoridad para enderezar a sus sobreprotegidos y díscolos hijos. Los maridos no se pasan nunca por el colegio para interesarse por la educación y son las esposas las que quieren esposar a los maestros. Son las que quieren más a sus adorables hijos, los que nunca hacen nada malo, y a ver quién osa decir lo contrario. Siempre imponen su razón aunque no tengan más que sinrazón. En su cabeza no les entra que defendiendo así a su prole le están dando un pésimo ejemplo.

En la pequeña localidad de Pruna, los docentes del colegio Inmaculada realizaron ayer un paro por las agresiones a dos profesoras a manos de madres de alumnos, hechos denunciados ante la Guardia Civil. En los dos casos, la cólera de las madres deviene de no aceptar que sus hijos fueran reprendidos por pegar a otros niños en clase y en el comedor. El pasado lunes, el claustro del colegio Menéndez Pidal, en el barrio de Torreblanca, ha salido en defensa de la logopeda, trasladada a otro centro por la Delegación Provincial de Educación tras la reiteración de amenazas e insultos proferidos por la madre y otras dos mujeres de la familia de un niño sordo de ocho años que ha extraviado sus audífonos. Las autoridades han preferido mover a la logopeda para proteger su integridad física, en lugar de reforzar la posición de la comunidad educativa. Si no se mete en cintura a los iracundos, los profesores siempre estarán a merced de su visceralidad y todos los niños percibirán que en la vida lo que vale es la ley del más cafre.

No es agradable, pero vamos camino de un mecanismo disuasorio: poner en la puerta de los colegios un cartel recordando la figura legal del atentado a un funcionario público.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios